Enfermedades causadas por el glifosato

Aquí podemos observar la molécula del Glifosato (N-fosfonometilglicina, C3H8NO5P), una es una representación lineal y la otra en 3D. Este compuesto es conocido por ser un análogo de la glicina (el aminoácido más básico que existe en las proteínas), y pertenece al grupo de los aminofosfonatos.

El mecanismo de acción consiste en inhibir la enzima 5-enolpiruvilsikimato-3-fosfato sintasa (EPSPS), impidiendo así, que las plantas fabriquen fenilalanina, tirosina y triptófano (aminoácidos esenciales para su supervivencia y desarrollo). Los cultivos, absorben el químico a través de las hojas y lo transportan al resto de la planta, en donde actúa sobre su sistema enzimático.

En repetidas ocasiones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado este herbicida sintético como «probablemente cancerígeno», lo que para muchos países miembros de la unión europea ha supuesto un peligro real para la salud de sus ciudadanos y que no han dudado en prohibir o restringir, como en el caso de Francia, que tras el acuerdo aprobado puso un límite de 5 años para eliminarlo de todos sus usos.

Interacción suelo-glifosato

1. Contaminación del aire:
Cuando se realiza la fumigación de forma aérea, se dispersan los agroquímicos sobre el área a trabajar aumentando consideradamente las posibilidades de contaminación accidental sobre las poblaciones cercanas. A causa de esto los habitantes aledaños y los trabajadores del campo sufren los siguientes efectos agudos:

  • Irritación, inflamación, hormigueo o ardor de la piel, dermatitis, dermatitis por fotocontacto.
  • Conjuntivitis, dolor ocular, lesiones en la córnea, ardor en los ojos, visión borrosa, visión doble, inflamación del ojo y el párpado.
  • Malestar nasal y oral, sabor desagradable, hormigueo e irritación de garganta, dolor de garganta, inflamación de la lengua.
  • Ardor en el pecho, tos.
  • Náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fiebre, diarrea, temblores y escalofríos, cansancio, letargo.

2. Contaminación del agua:
Un informe de la Organización Mundial de la Salud (WHO 2005) confirmó que el glifosato se encuentra en aguas superficiales a niveles de entre 0.5 µg/l y 1 µg/l y que su producto de descomposición, el AMPA, se encontró a concentraciones de alrededor de 6 µg/l5. El glifosato puede ingresar a las aguas superficiales a través de fumigaciones en tierra, ya sea mediante la unión a las partículas del suelo o por las pulverizaciones. Cuando los niveles de glifosato exceden el máximo permitido para pesticidas en el agua potable, las empresas deben realizar una filtración de la misma antes de que sea suministrada al público.

“Las primeras alteraciones en la salud de los habitantes del barrio Ituzaingó anexo, Córdoba, se había creído que se producía a través del agua contaminada. Cuenta una de las cabecilla de la organización “Madres del Barrio Ituzaingo Anexo” Sofía Gatica. La solución que les dio el gobernador de la Sota y el ministro de salud fue, firmar un papel que los obligaba a no hacer juicio a cambio del agua y con ello, renunciar a sus derechos. Pero siguieron sus reclamos hasta lograr que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dictara el decreto 21/2009, igualmente la lucha sigue”

La vida acuática también se ve seriamente afectada, se ha comprobado la elevada mortalidad de varios anfibios, como algas y renacuajos, y alteraciones en las comunidades microbianas marinas.

A continuación, os dejo un enlace para que vosotros mismos podáis indagar un poco más sobre las numerosas enfermedades causadas por el uso indiscriminado del glifosato.

665 trabajos científicos muestran las enfermedades que causa el Glifosato

Pedro Onsurbe Castellanos.